Libre albedrío

Los Septriónicos definimos el Libre Albedrío como la facultad que todo ser posee para desear, elegir, decidir y actuar dinamizando y asumiendo las consecuencias de la causalidad de sus deseos y acciones ante la humanidad y Lo Dios.

Afirma que la magnánima Omnisapiencia de Eón de Inteligencia Eterna predeterminó que todos los seres humanos fuésemos imagen y semejanza de esa esencia de Su Inteligencia y que fuésemos también libres, con la potestad de obrar y no obrar, según nuestro libre albedrío, asumiendo la responsabilidad de todo lo que hiciéramos.

Esto hizo a los humanos responsables de su destino, de su historia y de las consecuencias de sus vidas, diferenciándolos del destino de las demás especies irracionales.

Este ejercicio de nuestra individualidad con plena libertad de albedrío nos hace responsables de optar por lo bueno o por lo malo, por la veracidad o por la falsedad, por el acierto o por el error, para premiar o castigar a nosotros mismos, según fuera la intencionalidad de nuestros actos. La Intencionalidad de todo acto constituye la responsabilidad y/o culpabilidad de las acciones humanas. Y es que, al habérsenos concedido el libre albedrío, Eón transfirió a los seres humanos la responsabilidad de todas las consecuencias de sus deseos, elecciones, decisiones y acciones. Por esta razón la doctrina Septriónica no concibe la existencia de "pecados", del "pecado original", ni del "perdón", sino de la causalidad de nuestros actos.

Купить медицинские товары по лучшей цене в Украине: тест-полоски, глюкометры, хирургическое оборудованиеhttp://diamag.com.ua