La vida espiritual

Sé que hay temores. Cuando se tiene errores, cuando se tiene negatividades, hay en lo más profundo de nuestra conciencia una fuerza, que aún cuando seamos rebeldes y cínicos nos induce a sentir vergüenza de la sola posibilidad de comunicación con lo Dios.

Pero es necesario que comprendamos que el bien y el mal no son creaciones nuestras ni son consecuencias exclusivas de nuestras actitudes. Podemos practicar el bien o podemos ser victimas de negatividades solo como consecuencia de las fuerzas universales que la creación ha inducido en nuestra personalidad. 

Lo Dios sabe de esto, sabe que podemos estar cometiendo errores, sabe que podemos en nuestra flaqueza y en nuestra proclividad, dejarnos seducir por las negatividades, por los placeres, por las cosas mundanas, por las cosas completamente ajenas a una vida espiritual; pero también lo Dios sabe que el hombre al igual que el niño, para aprender a buscar la luz y la paz, necesita del instructor, necesita del protector que lo vaya asesorando, que lo vaya guiando para poder superar sus flaquezas, para poder comprender la medida de sus negatividades, para poder tomar previsión de las formas en que éstas negatividades pueden invadir su personalidad.

Y para tener la asistencia de esa protección hay que comprender que ante lo Dios, nada podemos ocultar, no hay ni pensamientos ni actos que podamos ocultar. De tal manera si actuamos bien, lo Dios lo sabe; si actuamos mal, también lo sabe; por lo tanto, para qué cometer la tercera falla de querer ocultar aquello que El sabe. 

Por qué mejor no ser sinceros, por qué mejor no reconocer nuestras flaquezas, nuestra insignificancia humana, y pedir en la intimidad de nuestra mente su asistencia, su protección permanente, conversar con El sobre cada una de nuestras necesidades, de nuestras angustias, tribulaciones y aún cuando sintamos inclinación al placer de lo mundano, a lo negativo, a las codicias, conversemos mentalmente con El, pidiendolo a su luz para que nos muestre en qué medida esos pensamientos son correctos y negativos para nosotros y en qué medida podemos superar toda esa nuestra naturaleza.

No hay nada que podamos ocultar, y por lo tanto, no tiene sentido impedir conversar con El en lo más intimo de nuestro ser, todas nuestras intimidades, todas nuestras preocupaciones, nuestras dudas y nuestras angustias.

Tomado de: La vida espiritual, ceremonia de noviembre 1977, Shikry Gama.

Nuestra comunicación con Dios

Nuestra fe debe sacralizar la exaltación espiritual que sentimos y vivimos. Que el temor jamás nos impida expresar con sinceridad lo que somos, porque el que posee la gracia de la comunicación con Dios Padre, no debe ocultar jamás lo que es. Pero, el que aún tiene sentimientos de culpa por las imperfecciones de su vida, que recuerde que la comunicación con el Dios Padre, sólo requiere de sinceridad, de veracidad y de reconocer la realidad de lo que somos. Jamás aparentemos ser lo que no somos. Jamás caigan en el error de creer que se puede engañar a Dios Padre, como se engaña a nuestros semejantes.

Shikry Gama, Ceremonia de Gratitud 1993

La Gratitud

Las sagradas enseñanzas nos dicen que la LA GRATITUD ES LA LLAVE que abre el cofre de los tesoros divinos. Y es que efectivamente solo para el alma grata Dios es todo un Tesoro abierto a sus alcances; porque le permite gozar de todo cuanto la vida ofrece en todas las circunstancias y vicisitudes de su existencia, y solo cuando el corazón experimenta la gratitud puede gozar de todo cuanto la vida nos puede dar. 

Shikry Gama, La Gratitud 1991

El reproche

Cuando creemos que reprochando a nuestros seres queridos o criticándoles delante de los demás, podemos lograr lo que consideramos nuestro derecho, no nos damos cuenta que cada reproche o critica aleja a los seres queridos y a la pareja. Y el daño que causamos a los hijos que escuchan permanentemente estos reproches será irreparable. Su consciencias se dividirán y estamos provocando conflictos internos que quedarán para siempre en su subconsciente.

Shikry Gama dice: “La calumnia y la difamación suelen valerse de la candidez de la sinceridad para corroer y destruir la armonía de quienes viven en paz.”

A veces no nos damos cuenta que nuestros reproches pueden ser calumnias y difamaciones, y creemos que debemos expresar lo que sentimos y pensamos. Debemos preguntarnos: ¿quiero destruir la armonía y la paz? ¿Quiero destruir todo lo que hemos construido en pareja? O más bien debo buscar el diálogo para ajustar las discrepancias y llegar a acuerdos saludables para ambas partes, para no volver a caer en esas reacciones instintivas de reproche, que al final solo se expresan por impotencia de no saber cómo solucionar los problemas.

Luz interior

La verdadera salvación de nuestra alma consiste en tener esa Luz interior que esclarezca nuestra razón de ser, que nos saque de la nada, del vacío y de las dudas, de las contradicciones y de todas las pasiones y que nos introduzca a la comprensión de nuestra propia naturaleza, de sus leyes, del mundo que nos rodea y de nuestro propio destino. Un renacimiento espiritual que cada uno debe experimentar y en la que solo Jesús puede ayudarnos.

Shikry Gama, 1988.

Defectos y virtudes / Actitudes del buen Septriónico

Shikry Gama nos enseñaba que cuando te relacionas con alguien, primero es necesario reconocer la imperfección de su naturaleza. Es un hombre que debe tener todos los defectos del mundo. Pero es posible que tenga alguna virtud. Y si encontramos esa virtud, trataremos de sacar provecho de esa relación en la medida de su virtud. Los efectos sicológicos son completamente diferentes. Mientras en la actitud sentimental, un solo defecto es motivo para que lo rechacemos, para que nos defraudemos; en la actitud septriónica una sola cualidad es motivo para que nos sintamos satisfechos de encontrar algo bueno de la vida, ya que no todo en la vida es oscuro o negativo.

El protagonismo

1.2.- El protagonismo es esa manía de sentirse el centro de la atención social. Es esa obsesión de ser reconocido como la persona más calificada y necesaria en determinada actividad, independientemente de que se posean o no méritos que lo
justifiquen. La ilusión por ser reconocidos como el personaje principal de su entorno social, mueve a la ficción de simular ser lo que no se es, hasta llenar ficticiamente sus vacíos vivenciales.

3.5.- El protagonismo se ha constituido en un síndrome psíquico que nos impulsa a ser extravagantes, que nos hace creer que son aquello que no somos realmente. Cuando descubrimos algún conocimiento especial o cuando nos enteramos de ciertas circunstancias de la vida de los demás, no vacilamos en tratar de penetrar en esos ambientes y ganar esos espectadores que nos concedan la admiración y el reconocimiento que aspiramos.

4.- Es cierto que todo ser humano necesita fortalecer su autoestima con el afecto, el amor, el respeto y la admiración de sus semejantes; pero, cuando caemos en el protagonismo, ¿estamos conquistando aquellas cosas que tanto deseamos?,o ¿no será más bien, que -sin darse cuenta- estamos haciendo el ridículo de aparentar ser lo que realmente no somos?

Shikry Gama, El protagonismo

El poder de la palabra y sus efectos

Las palabras son energías capaces de desencadenar reacciones armonizantes o desarmonizantes en la mente y el cuerpo de las personas, según sea la intencionalidad de las ideas que se trasmiten.

Shikry Gama, Carta Personal 1996

Diferencia entre instrucción y educación

Para reflexionar:

“La Instrucción es la trasmisión de informaciones, de conocimientos y de técnicas que capacite la eficiencia del individuo para la demanda y oferta laboral, hasta permitirle alcanzar sus metas socio-económicas.

La Educación, es la didáctica de enseñanzas que permiten diferenciar lo bueno de lo malo, lo conveniente de lo inconveniente, lo lícito de lo ilícito, buscando el desarrollo de la ética y la moral y de las virtudes y cualidades del ser, hasta adquirir el auto-control de las reacciones emocionales para solo exteriorizar aquello que convenga al bienestar común en las relaciones interpersonales, imponiéndose los deberes que sean necesarios para alcanzar los objetivos que se propone el individuo, tanto en lo material como en lo espiritual.

Es necesario que los estudiosos, educadores, psicólogos y afines reflexionen sobre esta crucial problemática, porque solo con el esclarecimiento de estas confusiones están las posibilidades de contribuir con la solución de nuestros diversos problemas conductuales”

 
Shikry Gama (s.f.)
Místico y filósofo Peruano (1935-2011)

La pregunta es: ¿Quiénes tiene mayor responsabilidad en la educación de los futuros ciudadanos(as) los profesores o los padres?

via Rolando del Rosario

El sentido de nuestra vida

Muchas veces nuestro entendimiento es corto para comprender los inescrutables designios del Padre, pero llegan los tiempos en que nuestro espíritu madura lo suficiente como para inquirirse sobre porqué tuvimos que nacer en este sitio y no en aquel, en esta época y no en otra. Y para quienes de una u otra forma hemos reflexionado sobre estas cosas, no habrá dudas de las conclusiones. Y es que todos venimos al mundo a cumplir un múltiple papel que unificando la multitud de funciones realizadoras de nuestra egocausublimación, contribuyamos también con el desarrollo y la evolución de nuestros pueblos, que son pueblos hermanos en la esencia del Padre Creador.

Shikry Gama, Lorenia 1980

No usar el conocimiento para esclavizar

No es lo mismo hacer uso del conocimiento tecnológico para ejercer dominio sobre nuestros subordinados, para ejercer sometimiento y dependencia (esclavitud) de nuestros semejantes; que hacer uso del conocimiento tanto filosófico como tecnológico para capacitar a los hombres en la solución de sus problemas de supervivencia, hasta hacerlos libres de toda clase de dependencias, de tal manera que se dignifique a los hombres, poniendo en práctica el respeto. Es la forma de honrar al Dios personificado en cada ser humano.

Shikry Gama, Lorenia 1990

La dignificación de la persona y el trabajo

Un hombre, para no tener que pagar la pensión de alimentos para los hijos, renunció a su trabajo para poder decir al juez que no podía pagar. El juez se sorprendió y le preguntó si no le importara sus hijos.

Estos casos se dan muy a menudo y nos hacen recordar lo que Shikry Gama dijo en su mensaje “Nuestra misión en el mundo”, en el capítulo DE LA DIGNIFICACION DE LA PERSONA Y EL TRABAJO:

“En el seno de la familia se combate por la misma dignificación de las formas de trabajo real, como el trabajo que produce “el dinero constante y sonante” a las actividades asalariadas en los centros de trabajo institucionalizados, negándole valor laboral a los quehaceres domésticos que realiza la esposa en el cuidado de sus hijos, el lavado de la ropa, la preparación de la comida, el cuidado y limpieza de la casa, hostigando y despreciando los esfuerzos femeninos en el afán de asumir la absoluta jefatura del hogar.

¿Acaso en ausencia de una esposa, por soltería, enfermedad o muerte de ésta no estaría obligado el hombre a pagar por todos esos servicios a quien contrata?

¿Y esta realidad no es suficiente para reconocer que es tan trabajo el que permite cobrar en efectivo, como el que reporta economía y capitalización de nuestros recursos?

Es tiempo pues de que aquellos hombres de mente primitiva desagravien y dignifiquen a quien desde su honrosa posición doméstica, contribuye por igual al mantenimiento de su hogar.

Y es tiempo de que esta absurda contienda de paso franco y libre a la comprensión, el respeto, la paz y la armoniosa convivencia de quienes se asocian para luchar juntos por un mañana de seguridades y prosperidad.”

Si bien es cierto que hay hombres que abusan de las mujeres, siempre debemos recordar que también existen casos opuestos, de mujeres que abusan de los hombres. Como aquellas mujeres que se embarazan a proposito de hombres casados, con buenos trabajos, con el objetivo de vivir a costa de él.

Así hubo incluso un caso de una mujer que tenía hijos de un general del ejercito, de un capitan de policía y sucesivamente cada padre tenía algún cargo y ya estaban casados. Fuimos testigos de que la mujer trataba mejor a los hijos cuyos padres aportaban más, y que los demás tenían menos derechos.

El caso descrito arriba no trata sobre una mujer que abusa, sino sobre una mujer casada que siempre cumplió con el cuidado de los hijos y con los labores del hogar, y que sigue cuidando a los hijos después de divorciarse. Tiene todo el derecho de recibir el apoyo para los hijos. Felicitamos al juez que lo puso en su sitio.

La importancia de la energía divina en los equinoccios

Entre el 20 y el 21 de marzo o septiembre, en la naturaleza planetaria se están dando los fenómenos del equinoccio boreal y elaustral, las energías de Eón “irradian, renuevan y vitalizan los procesos de fertilidad y de fecundidad en todosen todos los reinos y dimensiones de la naturaleza”.


Para los septriónicos esta fecha es de suma importancia, porque este fenómeno tiene trascendentales influencias para nuestras existencias. Solo durante los equinoccios la irradiación de Eón-Lo Dios- desciende sobre nuestros espíritus y cuerpos para insuflar con equidad todas las potencias de la creación. 

Los humanos debemos polarizar estas energías para desarrollar en nuestras conciencias el conocimiento y el entendimiento de la equidad. Debemos aprender a ejercitar el don de la medianidad para buscar el equilibrio en nuestro comportamiento, porque el ser humano lamentablemente tiende a buscar el desequilibrio y la desarmonía.

[…] En estas fechas los septriónicos festejamos la celebración de las EOFERTILIAS. Shikry Gama nos ha revelado que en estas fechas Eon de Inteligencia irradia con equidad sus potencias energéticas sobre todos los organismos vivos de la naturaleza, propiciando la fecundidad tanto biológica como psicológica a través de las leyes naturales.

(EXTRACTO del Comentario de H:. Nathalie “El equinoccio y las leyes naturales”.)

Son bienvenidos a participar en la CEREMONIA DE EOFERTILIA AUSTRAL o unirse mentalmente con nosotros desde sus hogares para entrar en cadena con nosotros.

La palabra diaria

Antes de alimentar el cuerpo hay que alimentar el alma, aprendiendo por lo menos una palabra al día para enriquecer nuestro conocimiento. Cada nueva palabra que escuchamos en la casa, en la televisión, en el colegio, se anota y después se busca el diccionario y se copia el significado en un cuaderno de vocabulario dividido alfabéticamente. Cuando es posible se puede agregar la imagen dibujada de la palabra.


Si aprendiéramos una sola palabra diaria, al año habremos incorporado a nuestro acervo 365 palabras, en 10 años: 3650 y en 20 años 7300 palabras. La mayoría de las profesiones no llegan a contener más de 3500 palabras. Adquirir un buen vocabulario no solamente nos permitirá hablar mejor, sino que habremos adquirido también los conocimientos básicos para triunfar y progresar en la vida.


Para el Septrionismo, el capital, la moneda, es el conocimiento. Los conocimientos no se obtienen sin el conocimiento de la palabra.



Recién ahora los científicos están investigando el efecto de la cantidad de palabras con la que hablan los padres a los hijos. Cuánto más vocablos diferentes usas con los niños, más aprenden. Es decir, ya no podemos decir que los niños son demasiado chiquitos para entender lo que les hablamos. Como Shikry Gama siempre sostuvo, hay que hablarles a los niños desde que nacen, con lenguaje de adultos: no se debe bebequiarlos. Gracias a los científicos que otra vez le dan la razón a Shikry Gama.

Las implicancias de la práctica de la filialidad

Vi por televisión una entrevista que le hicieron a quien fue el director técnico del equipo nacional de natación holandés, el cual había logrado un alto rendimiento, ubicándola entre la élite mundial de este deporte, en base a estudiar y perfeccionar los movimientos de los nadadores. Éstos logros obtenidos, hizo que la federación australiana de natación decidiera contratarlo como director técnico de su selección. El entrenador holandés aceptó la propuesta de la federación australiana, porque -según decía- era un reto para él. No eran diez nadadores, como en Holanda, sino muchos más.

El entrevistador le preguntó jocosamente: ¿pero no te sientes mal?, ¡vas a trabajar justo para la competencia! Tantos años has dedicado para estudiar al oponente para mejorar a los nuestros, ¡y ahora vas a trabajar para “el enemigo”! 

Cuando escuché eso, resonaba en mi mente aquello que el Hermano Claudio había explicado en la charla sobre la filialidad, que es la base de las normas de comportamiento ético y moral que enseña el Septrionismo.

En esta charla el Hermano Claudio dijo:

Quien no aprende amar a sus padres, quien no aprende a desarrollar el sentimiento de la filialidad interna, no tendrá apego a ningún valor, a ningún ideal, a ningún objetivo real, simplemente hará uso de todo según sea la circunstancia del momento y según sea la paga que le den por ese momento.

A raíz de esto pensé: ¿pero no será un poco exagerado? Y enseguida empecé a recordar que el Hermano Claudio había dado ejemplo de ello en vida, aunque a algunas personas les parece exagerado. ¿Pero por qué lo hizo?

Un ejemplo de ello es cuando el Hermano Claudio estuvo trabajando en una compañía de seguros y describe su situación:

Uno de esos días, el Sr. Frey me llamó a su oficina para informarme que los propietarios suizo alemanes, de la Colmena Compañía de Seguros, habían vendido la compañía al consorcio italiano de La Fondiaria, y que, tanto él, como sus ejecutivos alemanes, serían reemplazados por personal italiano que ex profesamente vendría al Perú. Basados en la confianza y la amistad que nos teníamos, me pidió que discretamente le ayudara a retirar cierta documentación y que cuando llegaran los nuevos dueños, fuera como un observador para él, y que le informara de cualquier asunto que cuestionara su administración. El nuevo gerente italiano: Angelo Mescola, después de recibir la administración, me pidió que instruyera a un hombre de su confianza en el manejo de las responsabilidades de mi sección. De la noche a la mañana me vi involucrado en un conflicto de intereses que no tenía nada que ver conmigo. Las relaciones laborales eran muy tensas, por lo que, tenía que decidir a quién debería serle fiel, ¿a los amigos suizo alemanes?, o por conveniencia de conservar el empleo, ¿a los nuevos dueños italianos? Por ética sólo debía lealtad al amigo Frey, así que por solidaridad con él, presenté mi dimisión, renunciando a la indemnización de tres años de servicios laborales, porque no deseaba esperar el tiempo que la ley obliga.

Inmediatamente después de recordar este suceso me vino a la mente la participación del Hermano Claudio como ponente en el Primer Congreso Folklórico de Medicina Espiritual, celebrado en Iquitos, en 1980, donde expuso su teoría sobre la mecanicidad de la fe a científicos de todo el mundo. Allí se encontraba una científica francesa que dijo que en el Perú se estaba desperdiciando a un hombre tan esclarecido como él. En Francia -decía ella- un hombre con sus cualidades es considerado como un científico. Ella le ofreció llevarlo a Francia, allá se haría cargo de dirigir a los científicos franceses, pero el Hermano Claudio, por lealtad a su país, rechazó la propuesta.

Lo mismo sucedió cuando fue a los Estados Unidos a dar un ciclo de charlas  organizado por la hermana Marlene Dobkin de Ríos (PhD en antropología). Allí le ofrecieron trabajar para la NASA, y le dijeron que podría ganar tanto que podía construir todas las comunidades que quisiera en Perú. Otra vez declinó la oferta.

La mayoría de personas no pueden entender esto, pero sí entienden que lo hizo para cumplir con su misión, porque sabía que su misión era quedarse en el Perú. Una vez, al inicio de su misión, cuando estaba indeciso sobre dónde predicar, porque se dio cuenta que en Brasil la gente estaba mucho más preparada que en Perú para entender el Septrionismo y participar de sus enseñanzas, conversó con su tío Pepe, quien le dijo que por algo había nacido en el Perú, y que su misión debía ser aquí y no en otra parte. Luego el Hermano Claudio contaba que se daba cuenta que le mandaron al Perú porque era aquí donde más necesitaban su ayuda, pues en los otros países no tenían  los mismos problemas que acá.

En otra parte sobre la misma charla de la filialidad, el Hermano nos enseña:

La filialidad, entonces, no solamente implica ese amor, respeto, esa obediencia a los padres, sino que en la medida en que desarrollemos ese sentimiento en nosotros, irá forjándose también un sentimiento de identidad de lo que es el hombre con respecto al mundo, de lo que es el hombre con respecto a su pueblo, de lo que es el hombre con respecto a su nación, a su planeta, al universo, y a Dios mismo; porque si no hay este sentimiento de filialidad entre el hombre y los padres, entre el hombre y sus instituciones, entre el hombre y sus naciones, tampoco podrá existir la filialidad entre el hombre y Dios, porque sencillamente no hay hábito, no hay identidad, no hay conocimiento, no hay mecanismo que nos haya enseñado a gozar de esta filialidad.

En estos tiempos se está volviendo casi normal -no solo en el deporte- abandonar el país para trabajar con la competencia, por más dinero. Todo esto nos hace comprender que la enseñanza y la práctica de la filialidad hará que una persona, por amor y lealtad a su patria, elija no trabajar para otro país.

Aunque también muchas veces hemos hablado de la diferencia de hay entre ser un místico y las demás personas. Cada actividad tiene su propia ética, y no se puede comparar la ética de un místico con él de un entrenador.

Todos somos seres imperfectos

Todos somos seres imperfectos. Todos tenemos defectos y cometemos errores. Nos caracterizamos de los demás porque algunos deseamos perfeccionarnos y nos diferenciamos de aquellos otros que se satisfacen con la imperfección. Pero esta voluntad de perfección debe ejercitarse con respeto y tolerancia de las libertades de todos aquellos que quieren ser como quieran ser. Podemos ser intolerantes para con nosotros mismos, pero no para con los demás.

Teletransportación del ADN

Shikry Gama, fundador de la Sagrada Orden Mística Septriónica, nos habló desde los años 60 sobre estos fenómenos. Una vez hicieron una investigación con dos personas. A ambas les dió un vaso de agua que debían tener en la mano por un minuto. Luego pusieron uno de los dos vasos  en la refrigeradora y el otro lo calentó al fuego. Ninguna de las dos personas que participaron sabía la naturaleza del experimento al que se habían sometido. Al cabo de unos minutos, la persona que sostuvo el vaso de agua que pusieron en la refrigeradora empezó a sentir frío y la otra, a la que le habían puesto el vaso al fuego, empezó a sentir calor.

Nos habló de las polirenancias, vocablo acuñado por Shikry Gama para explicar los efectos reflejos en todo el unvierso. Lamentablemente no tenemos recopilado todo lo que habló, pero hasta ahora esto es totalmente concordante con todo lo que van investigando en la ciencia y esperamos que poco a poco se irán confirmando más de estas teorías tan amplias que nos dio el mìstico peruano Shikry Gama.

Con su obra ha unido la mìstica con la ciencia, porque más que otros místicos percibió fenómenos de las cuales la ciencia está poco a poco confirmando sus percepciones.


#SafeCreative

Nota: http://elrincondelacienciaytecnologia.blogspot.com/2012/09/ganador-del-premio-nobel-parece-haber.html#comment-form

El Ser instintivo y el Ser volitivo

Para el Septrionismo solamente hay dos clases de seres humanos: los seres instintivos y los seres volitivos. El instintivo es el individuo que actúa por un principio emocional, por un principio sentimental, reaccionando instintivamente a los impulsos o motivaciones del medio exterior, sin poder evitar esta reacción que puede ser adversa para él. 

El volitivo es un individuo que hace uso de su inteligencia para valorar las conveniencias de su comportamiento con el medio que le rodea y en razón de este plan de vivencia, él impone con su voluntad un control a sus reacciones y a sus expresiones y a sus decisiones. Entonces ya no es individuo que reacciona por emoción, sino que es un individuo que actúa por premeditación, por inteligencia, por conveniencia o por necesidad, pero jamás por emoción, por sentimiento o por reacción. El individuo que hace uso de su inteligencia es un individuo que planifica, puede planificar su futuro y por lo mismo puede cambiar su destino, puede cambiar las consecuencias de su vida.

El individuo instintivo, que reacciona emocionalmente, es un individuo que no puede cambiar su destino, vive la ley del karma, la ley de la causalidad, sin poder evitarlo, siempre es víctima de sus reacciones, de sus emociones.

Nosotros idealizamos como el comportamiento ideal, el desarrollo de la voluntad, el hombre volitivo. El que aspira a ser buen septriónico y el que aspira a ser un buen miembro de cualquier agrupación debe ser una persona volitiva, que cumpla lo que su voluntad determina, porque el humano volitivo es el hombre que lo que empieza, termina; lo que ofrece, cumple.

El hombre que no es volitivo, jamás termina lo que empieza, jamás cumple lo que ofrece y jamás se puede confiar en él, porque es como la rosa náutica, pues da vueltas por sobre el viento, nunca se sabe realmente qué se puede esperar de él.

Entonces, ser volitivo es la correcta actuación el miembro septriónico, si bien es cierto que puede codificarse o ya están codificados en las normas de todas las demás doctrinas.

(Shikry Gama, La correcta actuación del miembro septriónico, 1982)

Купить медицинские товары по лучшей цене в Украине: тест-полоски, глюкометры, хирургическое оборудованиеhttp://diamag.com.ua